Tayo Balmori, Finanzas y Economía

11411850_10153395743992394_6419135181522572234_o

Tayo el día de su graduación

Me llamo Tayo y soy de Madrid. Lo primero quería agradecer a los impulsores de ACTÚA su valentía, con la esperanza de que sus esfuerzos se traduzcan en un verdadero cambio.

Oí una vez a alguien contarme una manera de explicar los problemas de la educación en España, y los resumía así:
“Pregúntale tú quién es Napoleón a un español, y probablemente sea capaz de recitarte su biografía de nacimiento a muerte. Si le preguntas qué le pareció su influencia en la evolución geopolítica de Europa en el siglo XIX y ya le has perdido. Si le preguntas a un americano lo mismo, quizá no te sepa decir quién es. Pero probablemente te fría a preguntas buscando saber más y analizar la figura de Napoleón de manera crítica.”

Este es el problema de la educación en España. Nos pasamos la adolescencia yendo a clase con embudo a que nos alimenten libros y más libros, lo que consigue que la mayoría de estudiantes salgan rebotados y pierdan todo el interés. Cinco años después de acabar bachillerato, te puedo recitar todos los reyes de España desde Isabel la Católica, ¿pero para qué me sirve esto si en la época en que vivimos tengo toda la información a dos clicks?

Para hablar más de mi experiencia personal, yo fui una de esas personas que “se tuvo que ir”. En realidad en ningún momento me tuve que ir, y si me hubiera quedado estoy seguro de que habría sido muy feliz. Pero llegué a los 18 años sin saber lo que quería estudiar, como la inmensa mayoría de mis compañeros de clase.
Necesitaba una carrera flexible en la que poder aprender lo que me interesaba y variar diferentes disciplinas, temáticas e idiomas.

Por eso me fui a Inglaterra. Tuve la suerte de que mis padres pudiesen ayudarme económicamente con mis gastos de vida, y además me beneficié de un sistema de préstamos coordinados desde el Estado británico que consigue que, a día de hoy, aún no he pagado ni una libra de mi matrícula universitaria.

Acostumbrado al método de engullir y escupir, el cambio fue radical y se notó desde el mismo proceso de solicitud a las universidades. Y es que en el sistema universitario de Inglaterra, a diferencia del español, es el estudiante el que debe añadir conocimiento a la ciencia y no al revés. Los estudiantes no son tratados como productos de una fábrica, ya que son dados una gran libertad para elegir sus clases, y en vez de exámenes (aunque también los hay), las carreras son mayormente ensayos y trabajos en equipo. La total libertad a la hora de elegir a temática de tus ensayos te da la capacidad de dar la dirección que prefieras a tu carrera y así aprender de lo que de verdad te interesa. Así, los estudiantes se dan de bruces con su materia de estudio: tienen que construir una pieza científica original que consista en un análisis crítico sobre un tema concreto. Por ejemplo, en mi asignatura de Development Economics, hice un análisis sobre el impacto del virus VIH en la productividad de las economías subsaharianas.

Por supuesto, el sistema universitario también tiene muchísimas cosas muy buenas. Mi hermano tuvo que hacer un plan de negocio para su trabajo de fin de grado en la Universidad Carlos III de Madrid y eso me parece súper interesante. Pero por otro lado, me encuentro con amigos de la Universidad Autónoma que me dicen que les hacen escoger su TFG de Economía de una lista cerrada, lo cual es señal de que algunas universidades (o algunas carreras) están más modernizadas que otras. En el caso de la Economía en concreto, mis amigos se encuentran enterrados entre apuntes de derecho mercantil, cuando su carrera se llama “Ciencias Económicas”.

El individualismo que consigue la universidad británica fomenta el pensamiento crítico y además consigue que, en mi caso, cada estudiante que se graduaba en mi promoción de Económicas lo hacía con una carrera esencialmente distinta. Mis compañeros de clase se graduaron con estudios en materias tan variadas como la política, la psicología o el japonés.

Como bien dijo un tipo llamado WB Yeats, “La educación no consiste en llenar cubos, sino en encender fuegos”. Creo que se debería fomentar un sistema más flexible y que diera más libertad a los estudiantes para conseguir una educación más estimulante y creativa. Así conseguiríamos que la gente se involucrara más, y no que los estudiantes salgan rebotados y exhaustos.

¿Quizás así conseguiremos nuestro primer Nobel en ciencia desde Ramón y Cajal?

2 Comments. Leave new

Muy buena exposición, muy descriptiva y realista! Creo que lo que expresas supone cambiar el chip de ‘aprender estudiar y recordar’ a ‘enseñar a pensar, ser critico y elaborar tu propia opinión’

Reply
Paloma Ripolles
22 March, 2017 10:15 pm

Totalmente de acuerdo en todo. Lástima que todavía haya españoles q defiendan a ultranza la enseñanza española. Totalmente obsoleta y con profesores se la Edad de Piedra. Mis hijos en España hacen currículum Britanico que es estupendo. En panama hacen el americano. Este ya es lo máximo. Aunque lo critiquen es la enseñanza de enseñar a pensar de manera autónoma y de saber enfocar lo q estudias en la vida real.
Pongo un ejemplo práctico. Un niño de 7 años hace un proyecto de matemáticas. Va a la mesa d la profesora con 10$ de papel. Compra una serie de bienes. Crea el proyecto q penso y ve si es viable hacerlo con lo q compro. Ve el dinero q gasto. Hace una publicidad para venderlo. Se hace una feria y lo vende. Ve cuanto gano o perdió. Con lo q gano si es q gano se compraron entradas para ver una película en el mismo cole y si le queda más se compra palomitas.
Suman restan ven lo q es un bien d consumo. Piensan como venderlo y luego gastan el fruto de su esfuerzo.
No es eso mejor que 2+2 son 4 ? Sin razonar?
Y como eso mil proyectos. Y la calculadora y ordenador tablet y móvil lo pueden usar sin problema. Con 6 años se hace unos power points de impresión.
Hay q cambiar la mentalidad.
Ni que decir en cursos superiores del IB diploma en el q están mis viajas mayores
Menuda suerte!

Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *