Ingo Efler, Matematicas

Ingo en la biblioteca de la facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Madrid

Me llamo Ingo Efler Herranz, tengo 20 años y estoy estudiando el tercer curso del grado en Matemáticas de la Universidad Autónoma de Madrid y el segundo curso del grado en Economía de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, si bien desde siempre me he interesado por otras disciplinas que nada tienen que ver con mis estudios, como la literatura o la historia.

Comparto la visión crítica que tiene ACTÚA hacia el sistema español de educación universitaria, y quisiera aportar mi grano de arena explicando mi perspectiva como estudiante. Fundamentaré mi crítica en tres puntos, basados en la experiencia que he tenido en la universidad:

– El método de enseñanza empleado.

– La rigidez establecida en la configuración de los estudios.

– El papel de la computación en las carreras científicas.

Considero que uno de los mayores males en la educación universitaria es el método de enseñanza. Y es que hay un serio problema: la enseñanza en España no va enfocada al desarrollo de la creatividad ni nos invita a ser críticos. Incluso en mis estudios de Matemáticas, una carrera en la que sí nos tratan de inculcar creatividad para poder resolver los problemas con éxito, el enfoque creativo es a mi juicio erróneo: favorece la creatividad en razonamientos (por ejemplo, para plantear distintas vías con las que resolver un problema), pero abandona otros aspectos de la creatividad intrínsecamente ligados a mis estudios, por ejemplo, no nos entrenan para llegar a ideas originales o “construir” matemáticas por nuestra cuenta.

Por otro lado, considero que la calidad de la enseñanza universitaria podría verse muy favorecida si se consiguiera otorgar a los estudiantes una mayor capacidad a la hora de diversificar sus estudios a disciplinas de otras áreas, de cara a favorecer un aprendizaje interdisciplinar y un mayor enriquecimiento intelectual de los estudiantes, que a día de hoy nos vemos obligados a abordar nuestros estudios desde una perspectiva muy cerrada que, sinceramente, no acaba de sacar lo mejor de nosotros cuando acabamos los estudios, ni nos abre puertas, ni nos invita a ser creativos…

A su vez, soy muy crítico con respecto al papel marginal que se da a la computación en muchas carreras en las que podría jugar un papel fundamental: en el grado de Economía que estoy cursando, todavía no hemos hecho uso de ningún software nada que se parezca. Y me apena ver que en las carreras científicas el potencial de la computación se vea relegada a un par de asignaturas, cuando lo adecuado sería apoyarse en la computación desde el principio para afianzar conceptos esenciales (en Matemáticas, por ejemplo, podría ser revolucionario para la enseñanza de Álgebra, Análisis y Matemáticas Discretas). Lo más preocupante de esto, es que la relegación de la computación a un plano secundario podría ser un claro síntoma de una obsolescencia del sistema educativo… ¡con lo útil que podrían ser estas tecnologías no sólo para aprender, sino también para hacer proyectos relacionados o ajenos a la carrera!

Sin embargo, la universidad española goza asimismo de grandes virtudes: la amplia oferta educativa, un fuerte sistema de intercambio internacional y una importante cantidad de materiales educativos a disposición de los estudiantes constituyen unos puntos fuertes que podrían sostener una base de potencial crecimiento en calidad de la educación universitaria. Pero el inmovilismo sobre el que se construye el sistema educativo parece que solo permite cambios estructurales de los grados (nº de años, contenidos de las asignaturas, etc.), y no en el método de enseñanza, que no deja de ser el factor clave de la calidad educativa.

Pese a considerarme un pesimista en relación a la evolución futura del sistema universitario, confío en que ACTÚA abra un espacio de reflexión y que, con el tiempo, pueda conseguir cambios educativos tangibles. Nuestra sociedad lo necesita.

No comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *